FINANCIAMIENTO Y SEGUROS

Financiamiento y seguros

FINANCIAMIENTO O PAGAR AL CONTADO. ¿QUÉ OPCIÓN ME BENEFICIA MÁS?

En el imaginario colectivo existe la creencia de que pagar al contado cualquier gran compra es más beneficioso. Y si hablamos de un auto, mucho más.


Se cree que pagar el dinero en un solo plazo y olvidarse de las cuotas trae más ventajas. El problema es que muchas personas que desean comprar un auto jamás darían el paso sin tener la ayuda de la financiación. Hay que tener en cuenta que todos tenemos una serie de gastos irrenunciables: hipoteca, recibo de la luz… y, por lo tanto, la única manera de comprar un auto es pagarlo poco a poco. BMW es consciente de esa realidad y por este motivo establece más beneficios para aquellos que deciden financiarlo. De esta manera las facilidades para disfrutar de la experiencia única e irrepetible de ponerse al volante de un BMW son mayores.


¿Qué ventajas tiene la financiación?



En un momento en el que los bancos no conceden créditos con facilidad, pero la necesidad de renovar el auto sigue siendo la misma o mayor, BMW se pone del lado de sus clientes. Aprovechando su solvencia, el empujón para dar el paso de comprar un vehículo no tiene porqué venir desde un banco o una compañía de créditos. Se da desde la propia marca que vende el auto, unido a la facilidad de pagarlo a plazos y a la claridad de la información que obtiene el cliente, hacen que actualmente sea más ventajoso financiar un auto que pagarlo al contado.

¿Cómo financiar un auto con BMW?

Para otorgar esa financiación tan necesaria y solicitada por muchos clientes, BMW cuenta con el programa BMW Select. Sus características clave son flexibilidad y accesibilidad. Para ello se establece un plan personalizado de compra hecho a la medida del cliente para que cumpla el sueño de ponerse a los mandos de un BMW. Su funcionamiento es simple.
En primer lugar, hay que optar por un BMW nuevo o Seminuevo y elegir las condiciones que más se adapten a tus necesidades.


La flexibilidad de BMW Select radica en que puedes decidir la entrada que quieres pagar, el kilometraje estimado que vas a realizar anualmente y el plazo de duración del contrato que puede llegar incluso hasta los 48 meses. Asimismo, se pueden incluir en las cuotas el mantenimiento y el seguro, para tener total tranquilidad.


Mediante el aplazamiento de una proporción del valor del vehículo al final del contrato, BMW Select permite que las mensualidades sean más bajas y, por lo tanto, sea mucho más fácil hacer frente a los pagos.


Esta proporción es el valor futuro garantizado por BMW al inicio del contrato. ¿Cómo se obtiene? Es muy sencillo. Se calcula en base al kilometraje estimado y a la edad del vehículo
al final del contrato. Gracias a ese valor, una vez que concluya el mencionado contrato, el conductor tiene tres opciones: quedarse con el BMW abonando el valor futuro en un solo pago o financiándolo; devolver el auto cumpliendo con el kilometraje acordado; o elegir un nuevo BMW. Incluso si cuando llegue el final del contrato el cliente quiere esperar a que salga al mercado un nuevo modelo, existe la posibilidad de seguir con el mismo vehículo durante ese tiempo.

 

GUÍA SOBRE CÓMO FINANCIAR UN AUTO

Comprar un auto es una decisión de gran relevancia. Supone un importante desembolso de dinero y por este motivo no se puede tomar a la ligera.



La clave es que un auto es una necesidad y no un capricho. Y ya que se da este paso es mejor apostar por un vehículo de garantías que dé respuesta a todas las necesidades que tengas.

 

Eso supone, en muchas ocasiones, tener que gastar más de lo inicialmente previsto. Es fundamental tener la posibilidad de pagar cómodamente el importe total del vehículo. Aquí entra en juego la financiación. BMW ofrece directamente esta interesante opción para disfrutar de un auto nuevo con más tranquilidad y con un mejor equipamiento. Y todo ello con total transparencia y facilidad para poder comprender el proceso sin problemas.



¿Cómo financiar mi nuevo BMW?


BMW cuenta con un programa específico de financiación que facilita la compra de tu nuevo auto. Se trata de BMW Select y es elegido por más de la mitad de las personas que se decantan por un BMW y apuestan por una financiación.



Una de sus principales ventajas es que desde el inicio del proceso sabrás cuál será el valor de tu auto al final del contrato y se te garantiza la opción de recompra por parte de BMW a cambio de ese importe. Al mismo tiempo, los pagos mensuales se reducen en comparación con otras fórmulas de financiación.



Otra de las ventajas de optar por el programa BMW Select tiene que ver con el equipamiento del vehículo. A priori pueden parecer conceptos que no tienen nada que ver, pero no es así. Financiar tu nuevo BMW brinda la opción de llevarse un auto más equipado o más deportivo por el mismo dinero. También existe la alternativa de dar una menor entrada y, en definitiva, conducir un BMW por menos dinero.
La financiación a través del programa BMW Select suma otro valor añadido. Dentro de la cuota se podrán incluir los mantenimientos y el seguro. De esta forma no habrá que preocuparse por otra cosa que no sea disfrutar de la conducción con tu nuevo BMW.



Tres opciones cuando finaliza el contrato



Si hay una palabra que define a la financiación a través de BMW Select es flexibilidad. Cada persona que quiere conducir un BMW tiene unas características diferentes y por este motivo el abanico de opciones que se le ofrecen es muy amplio. En primer lugar, a la hora de financiar el vehículo se puede optar por un plazo que se mueve en una horquilla entre los 12 y los 48 meses. Y un dato importante: cuando el contrato vence podrás elegir entre tres opciones. Por un lado cambiar tu BMW por uno nuevo. En segundo lugar, devolver tu BMW como pago del valor futuro que se garantiza desde el primer momento. Y como tercera opción puedes quedarte con tu BMW, abonando la última cuota o financiándola con BMW Financial Services.



BMW Financial Services, libertad y comodidad

 

A la hora de financiar un vehículo hay dos aspectos clave: la facilidad en el pago de las cuotas y la claridad de la información. BMW Financial Services acerca la posibilidad de cumplir el sueño de conducir un BMW gracias a unas cuotas accesibles y a unos tipos de interés fijos. Además, no obligan en ningún momento a dar una entrada, por lo que no será una condición indispensable para contratar este tipo de financiación. Asimismo, podrás optar por un plazo de pagos que va desde los 24 a los 96 meses. Otro de sus puntos fuertes es que en la cuota se puede incluir el seguro, tanto a todo riesgo con franquicia como sin ella.