EXPERIENCIAS DE CONDUCCIÓN

Experiencias de conducción

VENTAJAS DE CONDUCIR UN AUTO AUTOMÁTICO BMW

Si aún te estás planteando por qué comprar un auto automático y qué ventajas supone en la conducción, sigue leyendo con atención todas las ventajas y capacidades que ofrece un vehículo de este tipo.

Mayor comodidad con un auto automático.

El tráfico urbano y los atascos ya no serán un problema gracias a este sistema con el que podrás realizar cambios de marcha mucho más precisos pero sin tener que interferir en la fuerza de tracción. Se acabó el estrés por tener que cambiar de marcha cada pocos metros, deja que BMW trabajé por ti.

Conducir un auto automático permite adoptar un estilo de conducción mucho más deportivo y dinámico, reduciendo nuestro esfuerzo y adaptándose a la forma de conducir de todos los conductores.

Además de la comodidad el cambio automático supone otras muchas ventajas como una mayor sensación de seguridad, al no tener que preocuparse por la sincronización entre pedales y palanca y poder estará al cien por cien implicado en lo que ocurre en la carretera. El no desgaste de embrague y el ahorro de carburante son otras de las virtudes de este tipo de caja de cambios.

Cambio automático de 8 velocidades BMW

Si lo que buscas es una sensación de conducción deportiva, el cambio automático de ocho velocidades (opcional) de BMW te ofrece mayor dinamismo y eficiencia en la conducción, además de ser un referente de las medidas de BMW EfficientDymamics.

Las marchas adicionales disminuyen el régimen a altas velocidades, disminuyendo a la vez el ruido del motor y el gasto de combustible. El sistema presenta además, un nuevo embrague convertidor más eficaz y potente incluso utilizando la palanca electrónica para cambio manual.

Los conductores de vehículos que dispongan de este sistema podrán comprobar como el motor se mantiene siempre en la escala de revoluciones que permite un uso óptimo de su potencia.

Steptronic: mantén el control

Pero si lo que no quieres es perder el control de conducción, el sistema Steptronic de BMW permite transformar los sistemas de cambio automático de BMW apretando solo un botón.

De esta forma podrás volver a sentir el placer de conducir implicándote cien por cien en la conducción.

 

¿QUÉ AUTO TE RECOMENDAMOS PARA TUS AVENTURAS OFF ROAD?

Salir al campo, playa ó a la montaña es casi una necesidad vital. Una forma de romper con la rutina y respirar aire puro. Pero a esos lugares recónditos en los que se siente el silencio y reina la paz y el sosiego, no se llega por una cómoda autopista.


En ocasiones hay que perderse por carreteras y caminos que exigen otro tipo de conducción. Escenarios donde los SUV de BMW se mueven como pez en el agua. Trazados donde el disfrute del paisaje se compagina con la comodidad de viajar con un plus de seguridad. Por este motivo cada vez más conductores apuestan por este tipo de vehículos.


Los SUV están de moda, pero no como una tendencia pasajera. Quienes han apostado por uno de ellos disfrutan con su versatilidad y fuerza. Por este motivo, en BMW sabemos que no hay nada como un todo terreno para convertirse en el perfecto compañero de aventuras en los viajes off road.



¿Por qué un SUV?

 

Si por algo gustan tanto los SUV, es por combinar elegancia y deportividad con una facilidad para adaptarse a diferentes tipos de rutas. Son una vuelta de tuerca a los tradicionales todoterreno que parecían unos intrusos en el asfalto. Los SUV han adaptado una simbiosis que permite hacer un largo viaje por una carretera un fin de semana y, al siguiente, perderse por la montaña sin que en ninguno de los dos escenarios desentonen.

 

Aquí encontramos a la familia X de BMW con el compacto BMW X1, el sofisticado BMW X2, el pionero BWM X3, el estilizado BMW X4, el líder con tecnología punta del BMW X5 y el poderoso e imponente BMW X6. Todos ellos ofrecen un comportamiento óptimo en carretera y en caminos rurales no demasiado escarpados.

La tecnología al servicio de la conducción

 

La familia X de BMW se distingue por aplicar los últimos avances tecnológicos en el sector de la automoción. Un ejemplo es la tecnología xDrive de BMW. Con ella se logra distribuir la tracción de forma variable entre los ejes delantero y trasero. De esta manera se garantiza un dinamismo óptimo y una gran agilidad.


En condiciones adversas, como una situación climatológica desfavorable o un firme complicado, la tecnología xDrive se convierte en una auténtica aliada ya que aplica más potencia en la carretera y en el control del vehículo. De esta forma se proporciona un sistema de tracción a las cuatro ruedas con todas las ventajas que tiene la tracción trasera. Las maniobras son más precisas, el comportamiento en las curvas mejora y existe una separación clara entre el motor y la dirección.



A priori puede parecer que la suspensión más elevada que tienen los SUV de BMW puede ser un hándicap en carretera. Nada más lejos de la realidad. La suspensión adaptativa y sus poderosos neumáticos otorgan una mayor estabilidad sobre asfalto. Por si fuera poco, el consumo de combustible en los SUV es mucho más reducido que en los clásicos todoterreno.